Clases de guitarra en Sevilla-Academia y tienda de guitarras F.Solís
Clases de guitarra en Sevilla. Clases de guitarra flamenca y acompañamiento al cante, guitarra eléctrica, acústica y bajo. Tienda de guitarras artesanas.
Clases de guitarra en Sevilla, clases de guitarra flamenca, tienda de guitarras en Sevilla, clases de guitarra económicas, guitarras baratas
15256
home,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-15256,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Francisco Solís 

 

ACADEMIA Y VENTA DE GUITARRAS ARTESANAS

Nuestra academia está destinada a enseñar tanto a quienes no tienen noción alguna de guitarra, como a los que quieren ampliar conocimientos, por lo que nuestras clases se adaptarán a cada alumno.

Disponemos de cursos de guitarra flamenca y acompañamiento al cante, eléctrica, acústica, bajo…, y a precios asequibles para todos.

Completamos estos servicios con nuestra tienda de guitarras, con lo que pretendemos facilitar la adquisición (económica principalmente) de una guitarra adecuada a cada alumno y nivel.

Os invitamos a que nos visitéis y forméis parte de nuestra escuela en la que todos seréis bien recibidos.

CURSOS

FLAMENCA

Técnicas y compás.

Falsetas y acompañamiento al cante.

Armonía flamenca.

ELÉCTRICA

Técnicas: guitarra solista y rítmica.

Prácticas de improvisación.

Armonía.

BAJO

Técnicas y acompañamiento.

Prácticas de improvisación.

Armonía.

TARIFAS

CLASES EN GRUPO

Máx 4 alumnos. Las clases se imparten individualmente a cada alumno en salas separadas y acústicamente aisladas. Duración 1 hora.

1 día a la semana / 30 € mensuales
2 días a la semana / 50 € mensuales
3 días a la semana / 70 € mensuales
4 días a la semana / 90 € mensuales

CLASES INDIVIDUALES

Duración 1 hora.


1 clase / 20 €
1 día a la semana / 72 € mensuales
2 días a la semana / 120 € mensuales

(Horario: de lunes a viernes de 10:00 a 13:00 y de 17:30 a 21:30)

flexibilidad de horarios